En la naturaleza es genial no solo hacer platos calientes tradicionales, sino también bebidas.