Rassolnik Leningrad es muy sabroso, incluso se puede servir en una mesa festiva. Aromático,