Si quieres cocinar un placer natural, y no hay bayas a la mano, no