¿Quién no comió este dulce y aireado regalo cuando era niño? El algodón dulce